Madreselva | Viveros Surplant
loading

Trepadoras

Trepadoras

MADRESELVA

Agotado. Maceta: 17 cm.

La Madreselva (Lonicera Caprifolium), arbusto, que puede alcanzar una altura de 2 metros, aunque los ejemplares cultivados llegan a medir 6 metros, gracias a la acción de podas controladas. La madreselva posee un tallo robusto, al igual que sus raíces, estos tallos son de características leñosas y de un color rojizo.

Sus flores presentan una forma acampanada de color amarillo con algunos destellos rosados, brindan un agradable espectáculo en su época de floración, que es durante la primavera.

Uno de los principales agentes polinizadores de la madreselva es la polilla, que anida en su interior durante la noche, atraída por la intensa fragancia de las flores de la planta.

El crecimiento de la madreselva es muy rápido y se extiende con facilidad, trepando en todos los espacios que encuentra. Soportan el calor y la humedad excesiva por lo que una madreselva puede llegar a vivir varios años.

Crece con mayor vigorosidad en ambientes húmedos, por ello durante la primavera se recomienda regar las plantas cada 2 o 3 en verano y durante el otoño y el invierno, estos riegos pueden espaciarse cada 15 días.

Require un ambiente de semi sombra, aunque por sus características resiste perfectamente la luz directa del sol. También puede crecer en condiciones de sombra permanente, aunque no es lo más aconsejable. La madreselva puede soportar amplitudes térmicas que van desde los 30°C hasta los -10°C, pero para una mejor floración se recomienda que los veranos sean cálidos.

La poda es conveniente hacerla en invierno. Esto contribuye a darle mejor forma y volumen a esta trepadora y favorecer su floración.